And your bird can sing (Y tu pájaro puede cantar)

Es difícil entender cómo John pudo considerar este tema como “un horror” (1971) y un “vómito” (1980), aún cuando al principio la letra pueda parecer un tanto impenetrable. Pero John siempre supo cómo hacer jueguitos. El sospechaba que hasta algunas de las letras de Dylan eran basura disfrazadas de poesía y clamaba que él podía hacer lo mismo. En esa época, con su hablar de pájaros verdes, posesiones preciadas y siete maravillas se asumía que con “And your Bird Can Sing” John estaba probablemente en algo: que había tenido una visión de otra dimensión que la mayoría de la gente no podía desentrañar. Mientras en 1964 él hubiera podido hacer una canción de amor a medida para llenar los espacios vacíos de un LP, para 1966 y bajo presión él era capaz de venir con una perfecta obra, a medida, de psicodelia sin sentido.

Un poderoso ritmo detrás de un riff de guitarra magnético –todos, incluso la voz lider van pegados a él–, la letra es profunda y cargada de simpatia al mismo tiempo. Las imágenes sensoriales de “Nowhere man” tienen aquí más incisión, más elaboración, y más “diversión”. La voz de Lennon se sobregraba en ambos canales, y el grave contrapunto con la primera guitarra crea una textura de constante movimiento hermosamente controlado. En los versos, Lennon corta el sujeto de la canción y lo clasifica según su tamaño; es una canción
originalmente hecha de “relleno”, un poco sombreada, aunque no lejos
del tema de Dylan “Positively 4th street” (1965). Las armonías vocales que se unen a la voz lider de Lennon en cada línea del título agregan una luz trémula a sus planos; la línea del título está cantada un poco
en broma, y la tensión de la voz de Lennon en la palabra “me”, implica rechazo. Él está disgustado por la falta de conexión humana, a la manera de George en “I want to tell you”, pero él se retira de la mofa en el estribillo (en tono menor):

When your prize possessions
Start to weigh you down
Look in my direction
I’ll be ‘round
I’ll be ‘round

Como en “Nowhere man,” la compasión de Lennon nunca está lejos de su enojo. El sujeto de la canción posee todo lo que necesita, pero no “agarra” (es decir, entiende) a Lennon; ella ve las siete maravillas,
pero no puede “ver” (o sentir empatía con) él; finalmente, ella puede oír cada sonido que hay, pero no puede oír (o comunicar) a John. El segundo verso une el punto de vista con el color en código de su pájaro (para John el verde es envidia; como en “You can do that”); el tercer verso usa el sentido de oír, “y su pájaro puede cantar” en los primeros versos la línea del texto sigue sobre las posesiones (“me decís que vos tienes todo lo que querés), pero el último alude a oír
(“me decís que vos has oído cada sonido que hay”). El primer verso se anticipa a la región de percepción del último verso y toma las asociaciones legítimas yendo aún más allá: “su pájaro puede cantar”
se cambia a “su pájaro puede girar,” significa que por escuchar la música él puede bailar, la imagen de libertad favorita de Lennon. El solo de la guitarra es pura ironía fluorescente. En una canción sobre la alegría, esta fluidez sería celebratoria; pero en el contexto de la arrogancia de “nariz parada” de Lennon, sin embargo tiene un aire de orgullosa supremacía; algo así como el equivalente sónico al ataque vocal de Lennon en los versos. La calma hipnótica de la textura le
debe algo a los Byrds (a quienes John admiraba), pero los Byrds nunca grabaron una canción de tan agrio talante (ellos realmente se parecían
al tema de Dylan “Positively 4th street” en su intención original). El acorde sin resolver (en subdominante) del final deja toda la tensión flotando en el aire, mientras Paul tartamudea en el bajo.



Deja un comentario