[N.T.: Cuando en castellano decimos “miseria”, pensamos inmediatamente en ‘pobreza’. Esta no es la idea del tema, sino que toma la acepción de desdicha, infelicidad, aflicción.]

Para enero de 1963, con “Love Me Do” como un hit en el Top 20 británico en el bolsillo, la confianza en sí mismos de Lennon y McCartney como dupla compositiva había crecido, pero cuando se hicieron los planes para grabar su primer LP se encontraron bajo la presión de tener que escribir nuevos temas para el álbum. Aunque no todos los temas iban a ser composiciones propias (habían ya elegido material de compositores estadounidenses para completar casi la mitad del disco) estaban decididos a estampar su propia impronta en la grabación y no convertirse en otro grupete británico que viviera haciendo covers. Para esa época, esta era una movida osada. Tradicionalmente las bandas británicas no grababan sus propios temas sino que, copiando el sonido estadounidense, cubrían temas que parecían prometedores en los EE.UU. antes de que fueran editados en Gran Bretaña. Cliff Richard, la estrella pop “top” del Reino Unido cuando los Beatles empezaron a grabar, había roto el molde en parte grabando canciones de Ian Samwell, un ex -miembro de su banda, pero nadie en el Reino Unido había tenido éxito grabando rock’n’roll genuinamente británico. Fue contra este trasfondo que Paul y John comenzaron a agrupar sus cinco canciones propias para su álbum debut “Please please me”. Fue en el backstage de un recital que dieron el 26 de enero de 1963 en el King’s Hall en Glebe Street (Stoke-on- Trent) donde ellos comenzaron a escribir “Misery”, con John como contribuyente principal. Así como Paul era irreprimiblemente positivo y optimista con respecto a bailar con la chica de “I saw her standing there”, John arrancó su carrera como artista discográfico quejándose de una chica que lo había dejado y por eso se había quedado solo. “El mundo me trata mal” es la portentosa primera frase de la canción. “Allan Clarke y Graham Nach de los Hollies ayudaron en ese tema”, recuerda Tony Bramwell, entonces empleado de Brian Epstein. “John y Paul estaban desesperados por terminarla y se quedaron trabados en una de las frases, así que Allan y Graham comenzaron a tirar sugerencias. Los chicos la querían finalizar para dársela a Helen Shapiro”. En días hicieron la cinta y se la mandaron a Norrie Paramor del sello Columbia (perteneciente a EMI) para que la considerara para Shapiro, que según sabían iba a grabar en Nashville dentro de poco.

En verdad, Paul le dijo a Alan Smith, el editor de New Musical Express, que era una canción para hacerle un cover. “La llamamos ‘Misery’ pero no es tan lenta como suena. Se va moviendo a un paso bastante estable y creemos que Helen Shapiro va a hacer un muy buen trabajo de ella.” Con nada más que 16 años de edad, Helen había estado pegándola con hits en el Top 10 británico desde comienzos de 1961, y los Beatles estaban por debutar en el circuito de teatros como uno de los 7 grupos soporte que acompañaban a Helen en su tour de 14 fechas en febrero. Sería sólo en los últimos shows, cuando “Please please me” causaba ya sensación, que los Beatles subieron de categoría aunque eso significó sólo cerrar la primera mitad del espectáculo. Las “giras en paquete” todavía formaban parte de la escena del entretenimiento británico en esos días, y eran una especie de resabio de los espectáculos de variedades en los cuales un cantante seguía a un mago y el mago a un malabarista. Para esta gira, los Beatles tuvieron la oportunidad de hacer cuatro temas y eran un número “sandwich” entre actuaciones de cómicos. “Me llevaba bárbaro con ellos”, recuerda Helen. “Y John era como un hermano para mí, muy protector. El y Paul de veras me ofrecieron ‘Misery’ primero a mí, a través de Norrie, pero yo no lo supe hasta que me los encontré el primer día de la gira [el 2 de febrero en Bradford, Yorkshire]. Aparentemente él la había rechazado sin que siquiera yo la hubiera escuchado.” La oferta fue aceptada por otro artista de la misma gira, Kenny Lynch, un cantante negro británico, cuyo mayor éxito había sido un cover de los Drifters (“Up the Roof”) que había llegado al Top 10. “Misery” no fue un hit para él pero le dio la distinción de haber sido el primer no-beatle en grabar un tema de Lennon-McCartney.



Deja un comentario